donaciones organosLa delegación municipal de Salud, dirigida por la concejal, Zuleica Molina, tiene previsto organizar un acto en conmemoración del Día Nacional del Donante el próximo 2 de junio en el parque Princesa Sofía, donde se plantará un árbol junto al monolito del donante. La concejal ha expresado su intención de contar para este acto con representación de las asociaciones de autoayuda relacionadas con la sanidad, a las que se invitará a participar.

El Día Nacional del Donante de Órganos y Tejidos fue instituido en el año 1979 por la Federación Nacional de Asociaciones para la Lucha contra las Enfermedades del Riñón y se celebra el primer miércoles del mes de junio. La delegación subraya que con esta efeméride se homenajea a todas las personas, instituciones, organizaciones y asociaciones que se encuentran comprometidas con la donación de órganos y tejidos, al tiempo que se pretende fomentar la solidaridad con quienes necesitan ser trasplantados.

En España, las donaciones se realizan siempre de forma altruista y todo el proceso es cubierto, desde el punto de vista económico, por la sanidad pública.
Puede ser donante de órganos toda persona que en vida decida que, a su muerte, sus órganos sirvan para salvar o mejorar la vida de otros. Sin embargo, debemos saber que pese a nuestro deseo de ser donante de órganos, no todos podremos serlo, ya que para ello, será necesario que el fallecimiento ocurra en una Unidad de Cuidados Intensivos de un hospital. Es en estas unidades dónde es posible realizar la preservación de los órganos y las pruebas necesarias para realizar una correcta valoración de cada potencial donante. Además, será el equipo médico quien, una vez realizadas todas las pruebas necesarias, dictamine si el fallecido puede ser donante y de qué órganos.
Según la Ley de Trasplantes, en España todos somos considerados donantes si en vida no hemos expresado lo contrario. Sin embargo, esa expresión puede haber sido formulada de diferentes modos, lo que obliga a que se pregunte a familiares o allegados sobre la voluntad del fallecido respecto a la donación.
También son posibles las donaciones de persona viva, aunque con las particularidades que requiera cada caso.