Confidencias con Belinda Washington

| |


URA vitalidad y entusiasmo, es capaz de ver siempre el lado positivo de las cosas. Durante el confinamiento, y enferma de coronavirus, descubrió que se lleva muy bien con su soledad, aprendió a ser paciente y decidió la vida es corta y que no quiere perder su tiempo con gente tóxica.

¿Se han cumplido tus sueños profesionales?

Muchísimos. Y desde luego con creces. Y los personales también. Sería una desagradecida si dijera lo contrario. Pero todavía me quedan muchos en el baúl.

¿Alguna asignatura pendiente?

Yo creo que no, al menos en lo que a trabajo se refiere, porque siempre he intentado complir con todo lo que me gusta. A lo mejor sí que desearía hacer más cine o más teatro, pero las cosas van saliendo. Los artistas a veces estamos más visibles y otras veces no tanto, pero eso nos pasa a todos.

Una virtud y un defecto.

Lo primero, pues que creo que soy una valiente en general. Para la vida y para todo. Yo me lanzo y espero que el paracaídas se abra. ¿Y un defecto? Que a veces soy muy impulsiva y aunque eso es bueno, porque le pongo pasión a las cosas, también puede llegar a ser malo.

Leer ahora:  Las explosivas peticiones de Inma a Ángel antes de abandonar ‘La isla de las tentaciones’

Un momento inolvidable.

No podría elegir. Probablemente el primer casting que hice para Jesús Hermida, que fue un gran cambio en mi vida a nivel profesional. Y a nivel personal, pues casarme con Luis, tener a mis dos hijas… Pero para mí cada reunión familiar es algo mágico.

De no ser actriz, ¿que otra profesión habrías elegido?

Yo estudié Derecho pero no acabé la carrera, fui secretaria de dirección, azafata de vuelo, vendí publicidad… Y de pequeña ya quería ser actriz, pero también profesora y misionera, pero no tanto religiosa como humanitaria, para ayudar a la gente.

Un placer secreto.

Me gusta mucho gastar bromas. Poner voces y telefonear a mis amigos haciéndome pasar por otra persona, por ejemplo. O alguna locura inofensiva, como llamar a un timbre y salir corriendo.

Leer ahora:  Estas son las joyas que han roto la amistad de Belén Esteban y Anabel Pantoja

Una ciudad para volver una y otra vez.

Madrid. Siempre.

Un libro

Me gustan las biografías y todo lo que tenga que ver con el arte y la pintura, pero también los de botánica y naturaleza y los libros instructivos y de evolución inspiritual o autoayuda. Ahora estoy alternando La vida secreta de los impresionistas, de Sue Roe, y Aprende a ver: una aproximación a tu voz interior a través de los símbolos, de Mary Jo McCabe.

Una canción.

En estos momentos, Viva la vida, de Colplay.

¿Te arrepientes de los errores cometidos?

Pienso en ello y lo analizo, pero creo que somos la suma de todo lo que hemos vivido, con lo cual intento mejorar cada día. Yo lo hago todo de corazón y con honestidad, aunque luego me equivoque.

¿Eres disciplinada o caótica?

Soy hiperactiva, así que por la cuenta que e trae más me vale organizarme… Soy Virgo y creo que soy metódica, pero cuando me sale la vena artística, me dejo llevar. Aunque mi marido es mucho más organizado y perfeccionista que yo.

Leer ahora:  Patatas con bacalao. Receta de la abuela

¿Cuándo fue la última vez que lloraste?

Pues ahora casi todos los días. Todo me emociona: el dolor y el sufrimiento de muchos sanitarios, el pensar en las mikes de personas que hemos perdido y en todas esas familias que han visto sus sueños rotos… Pero la empatía y el estar en contacto con los demás es lo que nos hace humanos y eso es bueno. Pero en general soy muy emotiva.

Confiesa que siente debilidad por Meryl Streep, su actriz favorita. Si tuviera que elegir un actor sería Anthony Hopkins.


Más noticias en www.semana.es

Deja un comentario